Volver al voluntariado con seguridad…

La Plataforma Andaluza de Voluntariado publica una guía para elaborar protocolos de actuación en actividades de voluntariado en las entidades

Tras la publicación del informe “El impacto del COVID19 en la acción voluntaria”, la Plataforma Andaluza de Voluntariado pone a disposición de las entidades una guía para la elaboración de protocolos en las acciones voluntarias que se desarrollen en Andalucía. La Guía ha sido realizada con la colaboración de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, la Consejería de Salud y la Fundación Cajasol.

La guía pone de relieve la necesidad de articular mecanismos de protección y de prevención a las personas voluntarias en las distintas acciones, bien sea en las sedes de las entidades o en otros espacios donde se desarrollen. Va especialmente orientada a entidades pequeñas de ámbito local que pueden tener más dificultad para elaborar este tipo de documentos. En la actualidad, casi el 60% de las entidades del Tercer sector tiene menos de 20 personas voluntarias lo que conlleva más dificultad a la hora de abordar las complicaciones que genera el COVID19 a nivel organizativo y estructural.

La gestión de casos en las entidades también se trata en dicha guía que pone en contacto a los responsables COVID de las organizaciones con las autoridades sanitarias más cercanas de cara a controlar esos posibles brotes o contagios entre las personas que permanecen en estos espacios, muchas de ellas en primera línea de atención a colectivos vulnerables.

La limpieza y ventilación de los espacios o la limitación de los contactos son también áreas que ayudan a organizar a las entidades en una progresiva vuelta a la actividad en los próximos meses si la situación sanitaria lo va permitiendo. Por último, el documento propone tres guías de ayuda de cara a la formación del voluntariado en este ámbito, a la preparación de la organización y del responsable de la actividad de voluntariado.

El Presidente de la PAV, Armando Rotea ha destacado que “saber cómo y con qué medios podemos regresar a la presencialidad hará que la acción voluntaria vuelva a llegar con más garantías a los miles de familias y necesidades que van a sufrir las consecuencias económicas y sociales de esta pandemia. Este trabajo esperamos que sea una ayuda para todo ello.”